Los orígenes de Telekomor

No hemos escrito nunca sobre la historia de este humilde proyecto, y ahora que lo renovamos, se impone una reflexión sobre sus orígenes y el porqué de tanto esfuerzo sin recompensa directa. Permitidme hablar un poco en serio y en primera persona. Telekomor responde básicamente a dos “estímulos” allá por el año 2004: convertir en algo positivo un incidente muy frustrante y por otro, responder a una pregunta vital.

El incidente se produjo cuando, en un desastroso proceso de alta con un operador de telekomunicaciones, se cortó la conexión a Internet durante 5 meses de dura batalla con operadores telefónicos que no solucionaban nada. Entre tanto, una plataforma en Internet con miles de visitas, grabaciones, amenazas de juicios, mensajes con Diputados, … y al final una victoria pírrica, pero victoria. Decidí que tanta frustración debía canalizarse en algo alegre y recuperé una vieja idea realizar una tira cómica, desempolvando los lápices de la época de estudiante, y que se publicase gratuitamente en Internet y en la revista BIT.

La pregunta vital a la que respondía este proyecto era: “¿A qué dedicarías tu tiempo si tuvieras mucho dinero?”. No nadamos en la abundancia, pero tenemos más que suficiente, por lo que acumular más cosas no es mi objetivo vital. Esperar a tener mucho dinero para empezar a decidir a qué quieres dedicar tu tiempo de ocio -mucho o poco- es bastante absurdo. La respuesta en ese momento fue: “realizar trabajos creativos que me gustaran, sin importar su impacto ni su beneficio”. Y de ahí surgieron Telekomor.com y formar parte del grupo de música Pangea.

Ahora que veo en la distancia tanto trabajo me pregunto si ha merecido la pena o si la actividad creativa podría haber sido de más altos vuelos. No lo sé, pero creo que siempre merece la pena poner nuestro granito de creatividad y de pensamiento crítico antes que estar perdiendo el tiempo en el Caralibro o viendo jurbol. Digo yo, ¿no?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *